Impresiones exclusivas y únicas de la cosecha de guaraná

en Bahía (Valença) en la plantación de nuestro proveedor


Gurana ErntezeitLa cosecha empieza en noviembre y dura hasta febrero o marzo.

Colaboración de los vecinos en plena selva: a la seis de la mañana llegan los trabajadores de los alrededores con canasto, pinza y machete y comienzan a cosechar.

El guaraná no constituye un monocultivo. Las matas de guaraná crecen entre una gran variedad de plantas y se encuentran bastante dispersas. Los trabajadores alcanzan a recorrer entre 5 y 10 km al día por terrenos trillados accidentados. Un trabajo bastante exigente.

Gurana ErnteComo se ve en la ilustración yo también estuve cosechando a una temperatura de 50°C a pleno rayo sol y bajo una estricta supervisión de los cultivadores.

Guarana FruchtEl fruto puede ser cosechado en el momento que la semilla negra rompe la cáscara.

Al atardecer los frutos cosechados son empacados en sacos y almacenados en una choza durante 4 a 6 días para que fermenten. En este tiempo pierden en parte la cáscara y el contenido de cafeína aumenta en un 4%.

Erntehelfer GuaranaFinalmente, los cultivadores machacan las semillas fermentadas con los pies al ritmo de samba despojándolas totalmente de la cáscara. Luego, las semillas son escogidas a mano para ser lavadas en un tanque con agua. Las cáscaras que quedan flotando en la superficie son sacadas manualmente, por medio de un tamiz, para ser utilizadas a su vez como abono natural.

Las semillas negras son entonces calentadas en un brasero al aire libre, para reducir la humedad a aprox. 7%. Para esto se requiere de gran concentración y tacto, para no permitir que las semillas revienten como maíz pira. En la jerga especializada la semilla perfecta deberá ser „crocante“, esto significa que al tocarla con los dedos se debe sentir algo blanda, deberá ser oscura y desprender un olor agradable.

Guarana TrocknungGuarana ReinigungPor último son esparcidas para enfriar sobre una lona en una choza y luego empacadas en sacos, para su transporte a la bodega de la cooperativa en Valença, en donde las semillas son introducidas a un barril de madera equipado con un ventilador (orgullosamente llamado por los brasileros: „canal de viento“), en el cual se limpian de restos de polvo y mugre.


150111-10Valença es un pueblo muy sencillo en plena selva con un colorido encantador. Aquí se encuentra la oficina de nuestro proveedor y la cooperativa, a la cual pertenecen alrededor de 100 empresas familiares. El objetivo de esta cooperativa es optimizar los precios, hacer entrenamientos orientados a mejorar los procesos de producción y optimizar los servicios médicos.


Finalmente, en un laboratorio se lleva a cabo la determinación del contenido de humedad, así como un análisis microbiológico, antes de ser empacadas definitivamente en sacos cosidos a máquina para su despacho a Europa.

Guaraná, acerola o acai – esos frutos hacen parte de su vida, han crecido con estos y por esta razón son apreciados de una manera muy especial..

Nuestros proveedores son exclusivamente empresas familiares emprendedoras, cuya motivación es la conservación de su medio básico de sobrevivencia y de la selva tropical y no su explotación.