Lapacho: Proceso de producción

Todos nuestros tés de corteza son elaborados bajo el mismo proceso de producción.

Una vez ha sido retirada la corteza del tronco, se separa la corteza exterior de la valiosa corteza interior, la cual es almacenada en un recinto oscuro y seco.

Las primeras pruebas son llevadas al laboratorio para un primer análisis. Después de ser realizado un control de calidad se introduce la corteza en un canal de viento para retirar restos de hojas, polvo y tierra. Los pedazos de corteza limpiados con aire son cortados al tamaño adecuado según la necesidad del cliente. Por medio de un tamiz con vibración son retirados tanto el polvo como los restos causados por el proceso de corte.

Antes de que el té sea empacado en sacos de yute y marcado con un número de lote, es llevado a cabo un último análisis de laboratorio para poder dar vía libre al despacho.